144 Flares Twitter 22 Facebook 122 144 Flares ×

Decía la novelista Susan Sontag que no está mal ser bella; lo que está mal es la obligación de serlo. Con esta frase se resume de manera espléndida una gran realidad; la sociedad nos empuja a conseguir, ante todo, una apariencia física considerada estéticamente aceptable. Dejando de lado si esa obligación está bien o mal, lo que está claro es que hay una  eterna búsqueda de la belleza física. Y claro, cuando hay una persona dispuesta a conseguir algo, siempre aparece otra dispuesta a venderle lo que sea.   

Hace poco tuve el placer de hablar en el Centro de Innovación de BBVA junto a mi amigo Mariano Collantes. Allí expusimos la historia narrada en el libro El arte de vender mierda. Hablando con una de las asistentes, me hizo notar que en el libro no hablábamos de las estafas ligadas al mundo de la cosmética. Y dado que era una crítica razonable y totalmente lícita, estoy aquí para solventar ese error.

Las compañías cosméticas llevan muchos años vendiéndonos productos para mejorar nuestra apariencia física. Hay productos que se fundamentan en aspectos bastante básicos; cubrir la piel con colorantes, eliminar manchas en la piel, etc. No obstante, muchas veces se acusa a este tipo de empresas de vender productos inservibles, y como este blog trata sobre eso, no quiero dejar de analizar si las empresas cosméticas venden, en realidad, productos basura.

Lo que está claro es que el negocio ligado a la cosmética es de proporciones bíblicas; solo en Estados Unidos las ventas de productos antienvejecimiento en 2008 fueron de 1.600 millones de dólares.

index_img

Si leemos por internet, podemos ver frases del tipo: Biocosmético de nueva era a base de Filamentos de ADN y Moléculas protectoras del núcleo celular. Frena el proceso de envejecimiento en cada célula de su piel. He de decir que la frase que he puesto es real, y me cuesta explicar por qué no tiene fundamento científico, ya que la frase ni siquiera tiene sentido. No existe ninguna evidencia de que pueda ser cierta. Otra frase que podemos encontrar es: contiene una bifidobacteria y una levadura capaces de facilitar que los genes fabriquen proteínas al ritmo que lo hacían en su juventud. He de decir que este tipo de frases son claramente fraudulentas y van encaminadas a vender productos pseudocientíficos usando la estrategia del asombro, es decir, prometiendo cosas increíbles y asombrosas, ¿quién no pagaría porque unas misteriosas proteínas le hicieran rejuvenecer? [1]

Luego comentaremos ejemplos concretos de empresas conocidas, pero antes me gustaría añadir un hecho elemental: si todo lo que he visto en las páginas web de las empresas de cosméticos fuera cierto (cosa que no lo es) los científicos que trabajan allí deberían ganar el premio Nobel de medicina, ya que no solo habrían identificado los genes y procesos metabólicos involucrados en el envejecimiento, sino que además habrían encontrado sustancias capaces de invertir el devenir biológico de nuestro organismo. Y no solo eso, sino que además habrían conseguido meterlo todo en un bote y venderlo en todas las farmacias del planeta. ¡No es asombroso! Sí, pero también es mentira.

Estos productos milagro no solo usan planteamientos pseudocientíficos, sino que además utilizan falacias argumentativas de autoridad. Sin ir más lejos, recuren a personajes famosos (y bellos) para vender sus productos. En otros casos recurren a personajes con bata igual de reales que nuestro ficticio Dr. Hugh Nielsen.

¿Quién no ha oído hablar de la twincosmética? Yo no sabía de su existencia hasta hace algunas horas, pero vamos, por lo visto es muy conocida. Algunas mujeres famosas como Eva Longoria, Victoria Beckham o Madonna la han hecho famosa. Esta pseudociencia (porque no tiene otro nombre) propone combinar suplementos nutricionales y cosméticos en un mismo protocolo de belleza, para lograr de esta manera una sinergia que multiplique su efectividad y la duración de los resultados en la piel [2]. Esta frase no se diferencia mucho de las que he usado al principio de este post, y de hecho es igual de falsa. Es de remarcar que ningún organismo científico ha dicho ni una palabra a favor de la twincosmética, es más, no hay ningún artículo científico que la avale.

Por lo visto, tanto Nestlé como L´Oréal tienen una gran cantidad de productos destinados a la nutricosmética, que es una de las dos componentes de la twincosmética. De hecho venden sus compuestos bajo la marca Innéov [3]. Tienen en el mercado desde productos para evitar la caída del cabello hasta para retrasar el envejecimiento.

producto

Por ejemplo, venden su producto anti-edad celular, que según nos cuentan funciona gracias a la hesperidina, un flavonoide presente de forma natural en la corteza de las naranjas.
 Además, dicen, contiene selenio y vitamina C, que ayudan a proteger las células y sus componentes de los daños ocasionados por las agresiones externas y los efectos del paso del tiempo. Es decir, dicen que ayuda a retrasar el envejecimiento celular del rostro y el cuerpo.

Para Nestlé y L´Oréal la hesperidina, el selenio y la vitamina C actúan sobre el envejecimiento celular. Vale, hasta aquí podría ser una historia real o una historia inventada. Sería difícil distinguir qué es cierto y qué no lo es, así que llegados a este punto veamos si algo de lo aquí comentado tiene algún fundamento científico.

La hesperidina es un flavonoide presente de manera habitual en los cítricos. Muchas páginas lo anuncian como otorgador de importantes efectos sobre la salud humana, del mismo modo que a la vitamina C y al selenio. Vale, ¿pero se puede afirmar que ayuda a retrasar el envejecimiento celular?

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) no ha dictado ningún informe positivo sobre las propiedades de la hesperidina, no al menos sobre su efecto sobre el envejecimiento celular.

No obstante, la vitamina C sí que ha pasado el filtro de la EFSA. Se sabe que contribuye a la formación natural de colágeno, el cual está presente en la piel. Eso sí, todo ello sin alguna relación directa y demostrable, al menos actualmente, con el envejecimiento celular. Es más, por lo que yo sé, si el producto tuviera algún efecto sobre la salud sería indistinguible de comer fruta alguna vez al mes. Una naranja de tamaño medio tiene vitamina C y hesperidina a un nivel comparable al del complemento alimenticio vendido por estas empresas. De hecho, también existe una bebida argentina llamada hesperidina que, al estar hecha con naranjas, es muy rica en dicho flavonoide. Y por cierto, a un precio mucho más asequible. [4]

l-dwr29gqhaihfnk

Otro producto, el Innéov FIRMEZA, está indicado para hacer más elástica la piel. ¿Y qué compuestos tiene para asegurar esos resultados? Lactolicopeno, isoflavonas de soja y vitamina C. Consultando otros artículos y la página de la EFSA, el único compuesto que tendría tal efecto es la vitamina C. Pero, ¿cuánta vitamina C contiene el complemento? Mucho menos que la presente en una fruta promedio. De hecho, muchos de los compuestos que se venden bajo la marca Innéov solo contienen dos sustancias con algún efecto real, la vitamina C y la vitamina E. ¿Qué conclusión podemos sacar? Que, en primer lugar, si existiera algún efecto real de estos complementos sería indistinguible de comer fruta alguna vez a la semana. En segundo lugar, muchos productos se etiquetan para tratar cosas totalmente diferentes, pero en realidad se fundamentan en el mismo componente. Es decir, que la mayoría de los productos que venden podrían estar dirigidos para cualquier cosa. Y en tercer lugar, comer fruta es más barato (y más real) que consumir muchos de estos productos, que se sirven de una apariencia científica para ser vendidos de forma indiscriminada. [5]

nueva firmeza

Por otro lado, otras muchas empresas de la rama cosmética venden productos que me atrevo a etiquetar abiertamente como pseudocientíficos. Por ejemplo Diadermine vende una crema que, según ellos, tiene un efecto rejuvenecedor fundamentado en la tecnología de células madre, avalada por el Dr. Caspari, que además nos sonríe desde la caja. Cuando buscas al doctor por internet solo aparece en publicidades de pomadas de este estilo. El uso de células madre está aún en pañales, y por supuesto que esta crema se basa, al menos en lo que a su publicidad se refiere, en premisas totalmente pseudocientíficas. [6]

diadermine

Lancôme no se queda atrás en lo que a pseudociencia se refiere. Tienen un producto llamado Génifique que afirma poder reactivar genes y estimular las proteínas de la juventud, recuperando la piel su calidad original en tan solo 7 días. [7]

Genifique platinum edition

Según Lancôme, este producto se ha fundamentado en un test de satisfacción realizado a 34 mujeres. Es decir, se lo pusieron a unas cuantas personas y de su opinión dedujeron que funcionaba. Cualquiera con estudios científicos sabe que ese trabajo es, cuanto menos, erróneo desde su planteamiento hasta su ejecución. Es decir, aparenta ser científico pero no lo es. [8], [9], [10]

Empresas como Nestlé, L´Oréal, Diadermine o Lancôme venden productos pseudocientíficos, y en muchos casos esos productos no funcionan mucho mejor que comer fruta alguna vez a la semana. En otros casos, proporcionan productos que no funcionan y se basan en ideas falaces. Desde ese punto de vista, y bajo mi opinión, no son diferentes de otros productos estafa de los que he hablado en este blog.

Según la antigüedad clásica, Apolo era el dios de las plagas y las enfermedades, pero también era el dios de la curación y la belleza. La belleza nos ha preocupado desde siempre, del mismo modo que la salud. Y hemos empezado a vencer a las enfermedades gracias al análisis sistemático de la evidencia. ¿Existen productos que pueden ayudarnos a parecer más jóvenes? Actualmente hay poca evidencia a su favor, pero desde luego que el camino para conseguir que funcionen no es inventarse cuatro tonterías pseudocientíficas o tergiversar los datos para vender más.

[1] http://masabadell.wordpress.com/2010/01/22/pseudociencia-cosmetica/

[2] http://twincosmetic.webnode.es/

[3] http://www.inneov.es/

[4] http://www.lagaceta.com.ar/nota/501390/sociedad/hesperidina-creacion-argentina-base-naranjas-agrias.html

[5] http://www.inneov.es/Inneov/Rostro/Firmeza-p69.aspx

[6] http://conqdequimica.blogspot.com.es/2014_02_01_archive.html

[7] http://www.europapress.es/chance/belleza/noticia-rejuvenece-piel-solo-dias-20100208185632.html

[8] http://notigodinez.com/restringen-publicidad-mentirosa-de-productos-anti-edad-de-los-estafadores-de-loreal-en-estados-unidos-claro-esta/

[9] https://www.consumidor.ftc.gov/blog/compania-de-cosmeticos-cruza-las-lineas

[10] http://www.lancomespain.com/_es/_es/genifique/advanced-genifique-26901c.aspx

144 Flares Twitter 22 Facebook 122 144 Flares ×